martes, 3 de agosto de 2010

Colorete

Dicen los maquilladores que nuestra pasión por el colorete es desmedida. Lo aplicamos sin freno y, al final, parecemos peponas.
Es tan favorecedor como peligroso. Se debe aplicar con mano ligera y una vez terminado el maquillaje para equilibrar el resultado final. Lo mejor: en polvo y con una brocha. Para un efecto natural, aplícalo en las zonas que se enrojecen naturalmente al aire libre: pómulos, frente, puente de la nariz, barbilla.

Solución: Antes de empezar a aplicarte el colorete, da un golpecito a la brocha para eliminar el exceso y difumina, difumina, difumina...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres saber más trucos sobre cosméticos?, dime qué quieres saber y te ayudaré a conocer la respuesta.

Hoy domingo un toque de color de labios

¿cómo estáis? Espero que todos estéis fenomenal. Escribo esta entrada en domingo, un día en el que si sales fuera de casa apete...